MANIFIESTO LUZ DESDE EL INFRAMUNDO

En un mundo en donde las tecnologías de la comunicación han impulsado la socialización de la información, se vuelve imposible mantener secretos y tratar de manipular a la opinión pública mediante un doble discurso: angelical y benefactor ante el público y corrupto y represor por atrás. No basta ya el control de los medios masivos, pues ahora un solo individuo se alza como celebridad o líder de opinión en cuestión de días, golpeando las antiguas prácticas de corrupción que pugnan por salir a la luz ante el cierre de las esperanzas y la frustración que arrastran, gracias al cada vez mayor uso de archivos electrónicos y la imposibilidad de mantenerlos ocultos durante mucho tiempo.

Por eso lanzamos un medio cuya finalidad es traer luz desde esa oscuridad en cualquiera de sus sentidos, ya sea económico o cultural, copando premios y becas que son mero fantasma de lo que pretendieron y se han convertido en signo de ignominia para quienes los portan como medallas a causa de la forma de adquirirlos, medallas vacías, sin sentido. Nuestra luz es la poesía, la cultura, lo contrario al oro que corrompe, destruye, mata, como nuestros pueblos lo vivieron durante la “conquista”, etapa en la que fueron masacrados en pro de la búsqueda de oro y riquezas.

Hemos tomado la decisión de levantarnos en versos y construir lo que debiera ser y no es: una enorme muestra de poesía de todos los rincones; un prisma poético de crítica y estudio que la respalden, mejoren, transformen, hecho que debiera ser cotidiano, pero que no sucede debido a grupos que entretejen la telaraña que mantiene cautivo al público y su criterio con ignorancia y silencio. Esta soberbia no ha tenido respuesta adecuada: no la denuncia abierta, sino la contraposición de un proyecto poético de gran alcance y de calidad, propositivo.

Proponemos adoptar las propuestas de la UNICEF en torno al Tercer Renacimiento y sus criterios sobre educación. Debido a la velocidad a la que se generan información y nuevo conocimiento, es necesario acelerar su interpretación, análisis y crítica y exponerlos abiertamente a toda la comunidad creativa internacional. Los descubrimientos no deben permanecer entre grupos de poder. El arte y la cultura deben ser del dominio público, abiertos al diálogo y los reconocimientos que se hagan a los creadores deben ser acordes con criterios claros y concretos en lugar de abstractos, secretos, de componendas, cacicazgos y nepotismo.

Así, siguiendo una mínima definición de arte y de poesía, en particular, lanzamos una revista electrónica abocada a exponer al público el quehacer de los creadores que deseen publicar en ella, rescatando, entonces, el origen de la poesía como un acto de canto y escritura, semejante al actual de las canciones, pero con reglas mucho más estrictas a causa de las lenguas que entonces eran su soporte. Poesía que tenga musicalidad, poesía que juegue con las palabras y las reinvente, poesía que abra y rompa continuamente la lengua, ampliando sus fronteras y los significados de sus palabras, tal como los griegos hicieron para ampliar el vocabulario que heredaron, tal como hicieron los poetas del Renacimiento y de la Ilustración, como hicieron los Simbolistas y su gran número de seguidores, quienes dieron mayor libertad a la forma, privilegiando el significado, todo, mediante el profundo conocimiento de sus lenguas, de su tradición, de la experiencia del otro en la propia, en un diálogo permanente, fraternal.

Proponemos el conocimiento de todas las formas y escuelas de poesía como forma de cambiar radicalmente la poesía actual, comentando, analizando y criticando la poesía y sus formas, porque solo de esta manera y mediante el encuentro y la lectura de unos a otros, lograremos un avance sustancial y el conocimiento expuesto a la mirada de quien lo desee, de forma que lo novedoso se integre más rápido al conocimiento de la comunidad lectora y la tradición difunda sus secretos revelando su esencia.

Proponemos traducir los resultados de los nuevos hallazgos, mismos que ya han llevado en varias ocasiones al renacimiento de la cultura para entregarlos a todos en nuestro idioma, el español. La materia a la que nos referimos son los Papiros de Oxyrrinco y muchos otros que están cambiando la visión que tenemos actualmente de la literatura antigua, el desciframiento de los jeroglíficos egipcios y las traducciones de sus textos, de los glifos mayas, los textos hititas, sumerios, hebreos y de todas las tradiciones que ya han revelado sus secretos, porque la tradición nos ha enseñado a través de su experiencia y su interpretación. Como ejemplo, la posibilidad de ediciones de cada autor lírico griego por separado en lugar de las penosas antologías de fragmentos editadas hasta ahora, como el caso de Anacreonte, Alceo, Safo, Píndaro, Arquíloco, Simónides, Baquílides y muchos más.

Proponemos cambiar la situación actual de la cultura mexicana y del ámbito de la lengua española, en su conjunto, a través de la lucha abierta contra los criterios sin criterio, de las manipulaciones y especulaciones del mercado, mismas que han llevado a la despersonalización de los escritores, de los lectores, de la literatura misma. Y por cambiar también entendemos la construcción de nuevos criterios de análisis, comentario, crítica y valoración de la poesía que, junto a la apertura de todos los canales de reconocimiento, permitan transparentar los juicios.

Hagamos que la luz resuene en todos los rincones y que los versos disparen sobre los lectores en busca de la amistad y trabajo en equipo que necesitan las letras para cobrar vida. El primer paso es esta Luz desde el Inframundo, nombre que alude a la luz que destruye la oscuridad, a la salida mítica de Orfeo o Heracles regresando desde la región de los muertos, a la lucha por iluminar la oscura noche con que la desmedida codicia nos ha envuelto, en la que la miseria y la necesidad creen poder ampararse para justificar la corrupción, la ineptitud, la falta de criterios que juzguen la poesía, la literatura, la cultura, nuestros valores. Llevemos la luz a todas partes, que despierten quienes permanezcan dormidos y abran sus ojos quienes no vean debido a la oscuridad: ¡No más oro, sinónimo de codicia, como la de Midas, de diferencias entre unos y otros, de racismo, discriminación y corrupción!

Los Editores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s