Poetas Luz desde el Inframundo. Melba Alfaro

Melba Alfaro.

https://www.facebook.com/melba.alfaro.9

Melba AlfaroMérida, Yucatán, 1955. Escritora con premios y reconocimientos en poesía, cuento, novela, teatro y ensayo. Medalla al Mérito Artístico 1997 por el Gobierno del Estado de Yucatán. Mejor maestra del Diplomado de la Escuela de Escritores (Guadalajara, Jalisco). La LII edición de la Feria Municipal del Libro (Mérida, Yucatán) estuvo dedicada a ella y se le rindió homenaje en el sala del Cabildo de la ciudad. En 2003 se instaló una Sala de lectura con su nombre y en 2012 se convirtió en la Biblioteca Melba Alfaro Gómez (Calle 75 x 78 Centro, Mérida). Preside el Colectivo de Artistas Independientes en Yucatán, es miembro activo del Centro Yucateco de Escritores A.C., de Letras en rebeldía, del portal http://www.escenariomagazine.com y del sello editorial “El gato bajo la lluvia”.

Hoy, LUZ DESDE EL INFRAMUNDO, se engalana con la magnifica poesía de Melba Alfaro.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Quetzales, ríos y tigres

I

Hay un quetzal enterrado por las uñas

hay un tigre mutilado rompiendo el bosque de niebla

hay ríos de sangre entre danzas al viento en el ocaso

Existes tú-Existo

Y existen los miserables

Hay ponzoña, la patria, otros pueblos

jerarcas que talan la inocencia

dirigentes golpeando la justicia

a mi hijo

mi madre

la herencia para fraguar la muerte

Desde clamor del pájaro pleno en vuelo

Desde aquél ramo de flores entre piedras

la voz

nuestras razones

al rojizo de los flamboyanes

al rocío entre corrientes

a vestir las aguas porque un niño

acaricia el hocico de las bestias

para engendrar claridad y amansar el día

Vamos, digo, a probar un vuelco

y así sea

II

Padrecito del río

padre rojo

padrecito del cuerpo con estaca

Yo te conjuro

piedrecita sonora

rumor cristalino

agua dulce

Yo te conjuro para saciar al tigre

para llevarte las lágrimas del lagarto

para decir a las madres azules

que duermen sus pájaros multicolores en tu seno

y renacen maíz, arroz, otra tierra

Dime padrecito, contesta

habla a mis garras quebradizas

al ojo del lagarto ensangrentado

Soy otra madre hablando de sus hijos

sedientos, cercenados, fantasmas

Soy una más chillando en tus corrientes

la ausencia de sus niños

Aquí te dejo mi sangre padrecito

Aquí dejo el licor de tu deleite

Aquí me baño, me duermo a tu costado

Aquí te canto y me cantas

Ay, dolor, de los dolores

Aquí me tienes, si pudieras

méceme en la muerte

Eva sobre las rocas

Tal vez para una suerte confinada

larga en colina de purgatorio

sin referencia de leyes

de felicidad que veo habitan otras fuerzas

esto brota de la imaginación:

Es verano y mañana desde el cementerio

es otra tierra

otro cielo deslizando el canto de la noche

Estás quieta Eva sobre las rocas silenciosas

el viento dice viento

y un tumulto plata se prolonga en mis sentidos bronce.

Tengo un hogar donde el dolor no acaba

Sé como mecer la felicidad

pero también contaminar océanos

agrietar los pies por más tiempo

y… no hay remedio.

Toda distinción dentro del coro humano

es fiera destructora

Así enfermaron los días

el retrato de la juventud

las fresas

el frío y la pasión

la sombra salvaje

el águila

y la gente heroica…

Vivo en el horror

por lo que brota entre obituarios

Y tú –Eva- sobre las rocas silenciosas

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Mis labios en horizontes apacibles

Yo sé, hermano, lo que siente tu alma

porque eres uno

entre todos los que detienen el camino

que avanza

Yo sé

que las tinieblas de octubre te soplan cual viento de difuntos

que me permito hablar y hasta derramar alguna lágrima

cuando te veo

y te necesito

fuerte como la raíz de los eternos

padres

Escucha

Hay soledad y tristeza porque apenas perdono

el abuso -y no me irrita- más que el temor

por mis debilidades

Pero, ea!

-aquí es donde recuerdo-

que en tus ramas también están los signos

y los votos por la humanidad

la luz, el cántaro que sacie

para adormecer duelos

Yo sé que tu camino

y el mío

son el centro de un delta con sequías de horizonte

que así es la vida

que por siglos de sangre cargamos herencia

podredumbre

Pero sé

Que tu brisa matutina toda sin bruma

me recuerda que abro los ojos en plumaje

de colores y vuelos y polvo de caminos

para encontrar la lluvia, el mar, mi alondra que indique

dónde está el agua

y pueda

saciar a los desiertos

nutrir arenas

para decir que vivo

Yo sé mi hermano

sombra de mi Padre

hijo de Dios único incorrupto

que te celebro

hermano

hijo

cantor que me acaricia

y me place

la gloria del signo y del cordero.

¡Ea!, vamos -y venga-

entonces el descanso

tierno beso a una sien herida

mis labios en horizontes apacibles

para agradecer el ojo, la voz y hasta la aguja

porque sembramos

el manjar del mañana

– y bajo otro cielo

tendrá tu aroma-

la mirada de Dios con una chispa.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Aniversario quinto de los tres monos

Callan tras ventanas

quienes caminan con un presupuesto

y en las avenidas y el shopping

los turistas al silencio se unen

Todos sujetando la ficha respiratoria

sin más partido que el propio

donde las selvas no existen

En este haz con sombras

de blanco tirito

dos o mil muertos al norte

al rojo del sur los infinitos labios hinchados

donde vivir no es bar del viernes

sino años de pies sangrantes

Hace el mismo tiempo que apago el sol en la escritura

y no hablo de mi patio

ni de ponerse a pensar

por qué los gatos rasgan la puerta

cuando me rezago en el encierro

y no veo si abrir las ventanas es más claro

Levanto otra tapia para mi lengua

el museo de obituarios no trae aves

los titulares oxidados

me descubren matando en mis ojos la esperanza

Condición de nostalgia

I

Esta noche los muertos me visitan

hay tantos en el ahogo de mi pecho

que el rostro se perla con sudores

El viento interroga por mi canto

Y yo, no limpio escombros de la espalda

−hago dibujos con la ceja lánguida

como hijo de felices entre olas−

Acompaño minutos que caen en sollozos.

El corazón demanda una mentira a cada enredadera nerviosa.

La noche soporta el tedio paralizado en la sed donde sobran voces

Voy a plantar en tanto espacio rodeando mis hombros

Presiento el olor de los mangos y limonarias alfombrando en ciernes

No seré quien se aplique cuando el tiempo impropio

Muera el sufrimiento sin un grito

en el infierno por recuperar vida

VI

Vamos

yo hablo con los otros

te peino por el camino el llanto de ancianos

y aún la golpiza de un sueño malito.

¡Ay!, siempre pasa que te veo

como espejo para el perdón sin la pregunta.

Que sobra la confesión -te digo-

y sobra.

Entonces

escucha sin cansancio

donde el caos tiemble.

¿Qué esperas?

Presenta otro reto el día.

Habla a la sangre y no temas

-los velos por tu lengua están justo para reavivar flama-.

No incidas como yo

-que no lo hagas, -digo.

en los ojos abiertos al pasado

en los ojos ausentes solo hiedras.

Vamos,

que lo intentes… -digo.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Cuando tu cuerpo me pronuncia

I

Silencio

Mar

Silencio

Mis pestañas guardan parpadeos,

burbujas de olas porque no emergimos de nostalgia

y amo en el viento los hermosos soles

-biografía en el otear el mundo

espejo de agua en lo salvaje-

Es momento para celebrar

honda y caudalosa pasión sin ceguera

las caricias para el tiempo de los cuerpos

Nada inquiete ni perturbe

Que se haga nuestra dicha el resto de vigilia

II

Salgo al jardín con el abrigo rozando las violetas

Miro la feroz luna que insiste correría

al nacimiento de un deseo en el abismo.

Aún es temprano para decir nuestra semana

en clima de fervor amatorio

Entre mis rodillas otro universo fueron tus manos

-canción tierna viviente a las dos de la penumbra

aliento sin fecha de culpa a tu retrato con mejillas coloreadas-

Qué importante fue decirlo al encender esa lámpara y un aliento

para llamarte ávidamente mar

Se agita el oído al ser andamios en el tacto

sin cerrazón a horizonte por incendio

Ah, rumbo de loca brújula

la delicia se descifró –y así de golpe-

tu cabello batiendo mis cosquillas

III

Mi corazón entra deprisa por tus ojos grises.

Y allá va mientras lo miro

estallar en la diminuta selva de tu perfume

como un loto que se vuelve aroma a que me mueres

-y mueres el tiempo seco-

-y muero en gozo-

y entonces, con el rebelde marzo

arribo y permanezco canto y creencia en los días

del buen amor hasta en tiempo de guerras

La semana se acorta

es que me detengo en el canto de los pájaros

y ahogo el vuelo que desde el amanecer asalta

cada que memoria ofrece tu imagen

y rechina la sonrisa en la comisura de los labios

IV

Ah, la luna me pervierte

y su calor

agolpa al borde de tus labios

Es entonces ofertorio al aullido

mi boca en la palma

Ah, te digo que la luna

verde con tu olor se expande

y me suenan las gaviotas

cuando tu cuerpo me pronuncia

V

Fuerte delirio y fauno y una noche

vente, vente de nuevo y danza

agita el pecho y mece luna ante incienso

Me gustan las olas por tus costados

para continuar antes de vestirnos

Grito, sí, bulle delirio y nos existe.

Vamos no te detengas

por el cielo refulgen artificios

-es bueno retornar los espíritus de amantes

a las estrellas que los miran-

Esto es manjar para fieras sin penumbra

porque sabemos de gruñidos

En giros tras cintura continuemos verdaderos

sol a la mar para linces enajena

Hierve nota satisfecha en alarido

-te he dicho que estamos en lo cierto-

y esplende

VI

Y llovió –me digo-

y no salgo

ni vuelvo a las miradas

a través del polvo que acumula

pelo del gato

y alguna hojita del tamarindo

Afuera nadie sabe

-ni tiene que saberlo-

que estoy en el recuento de tus manos

lo imprescindible de tu nombre

el encierro de la luna entre los dedos

El aire está lleno de lluvia

Su libertad salta jabalina

fiero enganche al secreto de tu voz

a su esplendor cuando abrazó mi espalda

y caí respiración en lo devoto

un tiempo de sol en perspectiva

Ando con inmenso pudor para hablar de lo nuestro

Más allá de paredes despierta el incendio

Mientras el fuego inunda nos hacemos pequeños

la existencia cabe en un pensamiento con sinceridad oscuro

Ante la brevedad del tiempo

ardamos

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Después del viento

I

Pájaros de café apenas la mañana atraen

jalonean recuerdo como si futuro

describen el punto que cuece frescura y sosiego

Se parecen a mí en eso que murmuran

recuerdo de andanzas y primavera

clamor en añoranza a la vera de ramaje

y cómo vivir para el concilio de los sueños

Ah, los misterios crecen sobre teléfono y mesilla

una fría tarde después del viento

La seriedad de invocaciones y las cartas

retumban hasta el vacío en los zapatos

Me pongo la mano azul

al contacto con su silbido en el bolsillo

porque crean la noche con luminoso día

y la tibieza se acurruca en mi garganta

Algo incierto teñía y fue miedo

Comienzo visión más antigua del coraje

Sereno viento obliga espacio de creencia

-mañanas alegrísimas cancelan oscurana-

Adquiero un timbre en la ventanilla siete

Una copa al viento inicia en junio

otra posibilidad de pronto al vuelo de cenizas

A la barca rostros sonrientes

y en la orilla el verdadero instante del fuego

II

Estos son los amantes de los placeres no tan simples

En su casa junto al río crecen rosas

y los jardines abonan

con los secretos que se fraguan en su cuarto.

Como ellos evitaré que falte regocijo.

Fluya tu suavidad en gestas

que saben del brillo en las entrañas.

Nadie se distraiga si no es para morir o ser la muerte.

La lluvia asciende y me descubre

en amor de inmensidad hoguera.

III

Para caminos arduos

historias de piel desnuda

la fuerza de veredas

en lo apasionado de la carne

Un sol vespertino se desliza enorme

No llevemos prisa a mitad del año

hasta el grillo hace pausa para buena siesta

sin abatimiento y destino inescrutable

Clara ley del amor sobre hojas de flores

deslíe grietas esparcidas como raíces.

La fiesta es quietud luego de enloquecer caderas

Respira

Respira

La dicha como encanto

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Los años veloces

I

Yo camino por mordazas estrechas

por sitios de niños sin prisa

Yo digo al amado los años que pasan veloces

debajo eterna vaguedad

y solitaria conciencia de la muerte

Cuando miro los templos y el mandato

sé que el placer entre flores es fallido

y el embrujo se pierde desde aliento

Los meses, los años, las horas

nada indican

Anduvieron la mar y envían espejismo

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Hojas al viento

I

Cuando la luz dispara al rostro una sonrisa

y los pensamientos de mi padre leen las estrellas

el púrpura ata la noche a los misterios

Las hojas al viento golpean mi ventana

Aquí la casa es refugio y una hoguera

Las palabras rompen el silencio

las pausas de inmensidad en negra lluvia

El amanecer y las estrellas dan paso al cielo coralino

Imito la respiración pausada al ritmo de mi padre

para alejar el hielo de mi rostro

Ya no descenderé a los sombras

ni el viento sacudirá el miedo que he guardado

Las piedras de los jardines centellean

El árbol, mi ventana, las gotas de rocío

repiten que la claridad me baña.

II

Mece los cabellos el arrullo de la paloma

y canta entre el humo a los bacabes

Abuela de las flores y las abejas

de la madre tierra norte al mar

del padre sol de las once

chacá, ramón y ciricote

mía

como el amanecer y sombra del tamarindo

y el maíz ofrenda

en la piedra de las serpientes

Abuela luna

que levanta petición al rojo

en voz verde y oración del brujo

talla en mis hombros horizontes al incienso

-con inframundo fuente de vida

sin laberinto espalda de caimanes-

Abuela

cristal y plata

desde tu eco

dulce huracán acaricia los senos

y el corazón a la sombra de tus ojos

pulsa mayab –cantor río subterráneo-

y cada roca salina

fulgente es la casa.

III

Todo parece claro

los rayos acomodándose entre las palmeras

arbustos danzando

y el mar que corta las olas en la arena

Y sin embargo las sombras hasta el cuarto

gimen y montan el suspiro

-el dolor es agrio y la demencia se conoce-

Aparecen páginas vividas

voces machacando ausencia

Que una mujer se quiebra y es mi madre

El punto es que triunfa la muerte

por más que se pida auxilio a inmortales

Tal vez quien vea mi rostro

-y no duerma pesadumbre-

fluya suavidad de los recuerdos

la abrupta musicalidad de su risa

los mares

el viento bajo azul nuevo

-que pronuncia su nombre-

inmensidad de mariposas

Vean lágrimas que corren sin beberlas

Soy melodía triste en desconsuelo

toda temor y víctima al perderla

en bruma feroz por su frase:

Si tuvieras a Dios: no llorarías.

IV

De sí y sus pasos

bajo las piedras inscribe fructífero acuario

raíz de ecos asoma y se retuerce

cada Narciso hormigueante

No tenemos prisa

Cuando el corazón concede praderas radiante

sus deseos a oídos canto humana

Pongo la cabeza y un tiempo corto

obediente alquimista de sueños cazadores

Suave y soleada primavera tigre

Ángeles Marinos

VI

Mi hombre dulce

yo amo tus alas

soy tu sombra

la naturaleza de tus rodillas

la oveja para un río sanguíneo

lo que va a tu cabeza

y explota

en una larga estación

que acumula sobrepeso a los pies

Y luego

soy el chantaje a la más alta felicidad

una pequeña melodía para seguir rodando

y eres el paisaje que me traga

con trampas para retener mis heridas

¡Oh! Mi dulce Serafín

para llevar la humanidad a otra distante

sé que olfateas a los malos espíritus

padeces gravemente

toda esencia que esposa

y forjas hielo

Pero sé que te amo

tanto como el canto extraño que brilla en un abismo

se hace amar

y atrae

y jala

hacia el fondo donde la tumba es roca

sueño que juega al drama

revelando hora a hora enfermiza vigilia

mi ser tu sombra

Honro el rostro de otros poetas

tu carne y huesos

que no habitan la tierra que piso

y bebo

el sabor dulce y sonoro de tus alas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s