Poetas Luz desde el Inframundo. Rodal.

Rodal.

https://www.facebook.com/rodolfoalejandro.grajalesalvarez

Rodal. Nació en 1977. Estudió licenciatura y maestría  en Mercadotecnia. Rodolfo GrajalesDirigió la revista Literaria Evolución y el periódico del Tec de Monterrey-campus Ciudad de México. Ha llevado sus versos por diversas revistas estudiantiles, siendo Equipo Mensajero su primer paso hacia el ámbito literario latinoamericano, revista de la que fue integrante del Consejo Editorial. Posterior a eso, ha colocado algunos textos en La Pluma del Ganso y, el periódico La Prensa, entre otros foros, y es miembro de Poetas del Mundo. Ha sido incluído en las antologías Poetas de Equipo Mensajero (1999) y Los más nuevos poetas mexicanos (2001). Ha publicado los libros de poesía: Gritos del instinto y De carne y hueso (Oniria, 2003).

LUZ DESDE EL INFRAMUNDO brilla hoy con la poesía de Rodal.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Silencio

Descríbeme el silencio

que se ceba cadencioso

en el bocado vacío

que nos llena la garganta

nos inflama la lengua

y perfora los oídos

Dame

esa voz que no se oye

y desgránala despacio

que retumbe

Dame

ese tambor que se come los sonidos

bésame

y déjame callar

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Esquirlas

A fuerza de ser hierro

te me estás volviendo porcelana

y me duele

Duele

como clavarme las astillas

de un cristal que no quiero

que se rompa

Duele

como lágrima enquistada

escondida mucho tiempo

y que ha extraviado

su camino afuera

Veo cómo el viento se lleva

polvo de tu piel y de tu hierro

te miro oxidarte, madre

y no puedo hacer nada

Quiero resanar tus grietas

con argamasa de mis lágrimas

pero sé que no funciona

Busco tu risa

quizá tu risa lubrique

las articulaciones resecas

quizá apelmace el metal

y detenga su estampida

Fuiste hierro muchos años

La ira de dios

rebotaba en tus hombros

pero el tiempo se ríe

y se va llevando

en cada soplo

esquirlas de ti

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Quieto

Dios no camina

le duele mucho

pisar sus lágrimas

está cansado

de tanto ruido vacío

que se le ha escurrido

por las piernas

desde el pecho

desde esa frente coronada

Ha regado medio oriente

de vida con ganas de muerte

de muerte con hambre de vivos

de silencios que revientan

en columnas de humo y llanto

Salió del desierto donde fue creado

y vino a sentarse aquí lejos

donde los clavos no pudieran

traspasarlo mil veces

mientras dormía

Ha llorado cada noche

mirando el mundo

Se cansó

de empezar de nuevo

tantas veces

de oír oraciones

dichas con prisa

de mirar en la gente

    el amor a muñecos

y el odio a los vivos

Dios no camina

ha entendido después de todo

que no puede esconderse

de sus hijos extraviados

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Humedades

Mi mujer moja mis manos

con su mirada quieta

cuando calla y caza algo

mi espalda

la tele

el destino

la noche que no quiere que se acabe

Mi mujer moja mis muertes

con señales de recuerdo

exigiendo mi vuelta

y arrancándome de ellas

robándome

incendiando otra vez

las alas que se habían apagado

Mi mujer moja mis martes

y mis viernes

y todas mis semanas.

llueve mis días

y los tiñe de arcoíris

sereno y arrebatado

Mi mujer moja mis milagros

los vuelve constantes

los lleva lejos

y los siembra para que crezcan

y den sombra

y jugosas frutas

Mi mujer moja mis mejillas

las estrernece

con una mirada

con poca voz

y sin ella

y me enseña que estoy vivo

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

En la ciudad que se queda quieta

Cuando el ruido habla

la parálisis despierta

Esta ciudad hecha de silencios

que cosidos

se vuelven ruido

Una distracción que impide orar

y nos aleja

sin remedio

de la búsqueda

y de aquél que buscamos

no nos escucha bajo la bóveda del ruido

bajo las alas de estos silencios asustados

tiritando juntos

y callando

¿Cómo calla un silencio?

Con una voz estridente y agria

capaz de ahogar todos los ruidos

uniéndose a su coro

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Mi regalo

Te regalo mi rabia que me ciega

tres o cuatro veces por semana

cuando el ruidoso silencio

se guarda nuestros gritos

Te obsequio con esta guerra larga

y sedienta que no puedo ganar

pero que bebe mi sangre y mi cordura

entre potentes carcajadas lacerantes

Es tuya

la ira que me lleva atado como títere

movido de piernas y de brazos

tratando de salir del laberinto

y encontrando de cara al minotauro explosivo

Te doy

la desesperación que me asfixia

con la dulzura de cada mañana que nace

y que aún extenuado y dolorido

levanta mis brazos aún

para seguir peleando

Te ofrezco esto

porque es lo que soy

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

En blanco

Me paro frente a la puerta

la puerta blanca

la puerta lisa

la puerta que me mira hondo

la puerta espejo

Hay que sacar la llave

de mis entrañas

y duele

duele mirarme en la puerta

contar mis demonios coléricos

encontrarme equivocado

Duelen las voces

de esos ayeres

podridos que reclaman

La puerta es blanca

pero ríe

se burla de mi dolor

ante mí mismo

se burla

de la inclemente lucha

para obtener la llave

Esa llave es la suma

mil veces repetida

de tantos fantasmas

hambrientos de culpa

sedientos de lágrimas

ávidos de pena

Y la puerta se abre

El camino dentro

es sangre del alma

al rojo vivo

pavimentada con tinta

para mantenerla quieta

para mostrarla

como las cabezas de aquellos

ejecutados

colgadas de las murallas

El camino guarda

la búsqueda de la llave

es abrir

la caja de pandora

con cada paso

El camino es breve

como ese aroma guardado

de tantos años que regresa

El camino es breve

No importa

si en la búsqueda envejezco

y el viento se lleva mis cenizas

y si vienen otros yoes

a seguir buscando

lo que no encontré

Me abro las entrañas

para dejar breve memoria

de haberlas abierto

aunque luego no cierren

Y se acaba la hoja

siempre se acaba

Hay que desandarme

para encontrar otra puerta

y volver a buscar

la llave

y el camino

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Descalzo

Sobre la arena

en diálogo mudo

con la piel del suelo

mis pies callados

La lumbre lame

una piel que llora

ardiendo

Descalzo

llora el suelo

bajo los pies

lágrimas llameantes

En el diálogo mudo

las huellas a dos vías

la arena movida

la carne quemada

Descalzo

apretando los dientes

vulnerable

canto mi fragilidad

sin esconderla

Descalzo

me acerco a tu piel

en silencio

aromado de ti

entregado todo

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

La ciudad de los pedazos

Recortada del periódico

esta ciudad

arma sus trozos

cubriendo los huecos

de su piel

que la noche

se ha llevado

Impasible infierno

de agua que falta

de agua sobra

y de gente

arrancándose los ojos

Adictiva

la ciudad se queda quieta

aferrada a las glorias

que ya no están

Aquí estamos todos

nadie falta

los monstruos de la noche

extraviados

inquietos

Aquí estamos

Navegamos los pedazos

de ciudad que se nos cruzan

dormidos

despiertos

cafeinados

en exceso

Los pedazos

de esta ciudad son flores

son lagos acechantes

camiones que se deshojan

y que llueven

Esta ciudad es fiesta

estéril sacrificio a dioses

sordos y hambrientos

cebados de sudores

Esta ciudad es falsa

el ombligo de la luna

tan lejos de la luna misma

y de dios

y del silencio necesario

Sabe dulce

esta ciudad venenosa

sabe dulce

y ácida

y picante

Nos quema la lengua

nos enchila el alma

nos fatiga

con sus testigos impotentes

Y aquí estamos todos

en la ciudad de los pedazos

anclados a su agria tierra

y sedientos de distancia

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

La tinta y la tarde

Áspero

El día llovido

se desborda entre los dedos

mojando de sal

esta página

herida

La mancha se queda tatuada

en la piel infantil de este papel

Desvirtúa la pureza

de la infinita mudez

cebada sin sentido

en ese blanco blasfemo

lejos de dios

Y de cerca

besando silenciosa

los labios del demonio

Del que juega a crear

nuevos pecados

con la tinta

Del que juega

a lamerse los dedos

sucios de dibujar el día

de rompernos la paz

y arrimarnos las angustias

de sembrarnos de rabia

con la rabia

filosa, burlona y sangrante

de esta puta tarde que se agrieta

Anuncios

2 comentarios en “Poetas Luz desde el Inframundo. Rodal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s