Poetas Luz desde el Inframundo. Tanya Cosío

Tanya Cosío. 
https://www.facebook.com/tanya.cosio

Tanya Cosío. Nació en Jalisco, México. Ha publicado los siguientes libros de

Tanya Cosío
Tanya Cosío

poesía: Jocabed y la ranura abierta, PEQUEÑO PANFLETO EN GRAN FORMATO Y OTRAS CUARTILLAS, Ronda de muertos, A ba ni cos, Mi locura es una cuerda rota, Canto de cerdos, Poemas para poetas, De raíz y tierra, Coatlicue y Penélope rompe el silencio. Publicó la obra de teatro: A salto de frontera (Bululú de la inmigrante). Algunos de sus poemas han sido antologados en Perú, Estados Unidos, España y México. Algunos de sus poemas han sido traducidos al portugués. Pertenece a la Compañía de teatro La Escena Muda. Es colaboradora de la revista Red Door de Nueva York y promotora de la revista Iguanazul de lenguas originarias.

Luz desde el Inframundo. Revista electrónica de Poesía brilla con la luz de la Poesía de Tanya Cosío.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~


Casa chica

El corazón es una zanja donde alegre brinca la soledad.

Las cuarteaduras que los años dejan sobre la carne

lucen como el desierto de Ciudad Juárez.

La cama donde los sueños deberían vestirse con hadas y unicornios

es una cruel pesadilla de injusticia y el miedo,

es el peor criminal que duerme sobre los que perdieron el sueño.

Cesaria Evora canta a todo pulmón Sodade

y la patria es la casa chica del demonio.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Carriola y espuma

Las mujeres con golpes bajo los granaderos

musas del capitalismo atroz,

manan sangre de sitios que no son comunes

en la naturaleza femenina.

Y una niña desde una carriola contempla

mientras amaciza a su muñeca

con los deditos rotos de tanto apretarla.

La carne, el hule y la espuma

respiran a través de las mismas branquias.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

De vivos

Así el amor anda tras los barrotes de lo insulso

así encontramos cobijo en los cinco metros cuadrados

donde nuestra existencia suele insertarse.

A pesar de tanto odio y coraje los vivos nos amamos

y nos morimos de vivos en el amor.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Abrazo madre

La rosa que me contemplaba ayer

no es la misma que me mira hoy.

Sus pétalos desencajados

pretenden descender de nuevo a la tierra.

Creí que al comprar un nuevo florero

las flores crecerían alegres dentro del agua.

No es agua lo que necesitan

sino tierra en su abrazo madre.

Rompí el florero y enterré a la rosa.

Probablemente, volverá a nacer.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

COATLICUE

MADRE COATLICUE, MADRE TRASTORNADA

MADRE ASESINA, MADRE QUE CON TUS MANOS

ABRES EL VIENTRE DE LA TIERRA

PARA CREAR FOSAS COMUNES PARA TUS HIJOS.

MADRE DESESPERADA QUE DESGARRAS

CON DIENTES Y UÑAS LOS CUERPOS DE TU PATRIA

MADRE MAÍZ TIERRA ENLOQUECIDA

TEN PACIENCIA A TUS CRÍAS

CUÍDANOS SÁLVANOS COMO DICEN LAS LOBEZNAS LO HACEN.

MADRE ESCUCHA LAS PLEGARIAS QUE LOS HOMBRES

Y MUJERES DE ESTA TIERRA DESPLIEGAN SIN SABER TU NOMBRE.

MADRE GOLEM DESTAZANDO LOS ÚTEROS DE LA SAVIA

NO HAS DE VOLVER.

MADRE, VUELVE CON TODA TU GRACIA Y ESPLENDOR.

DESPUÉS DE LA GUERRA ENARDECIDA QUE HAS LIBRADO

DEJA A LOS QUE TODAVÍA CAMINAMOS POR TU SUELO

AMARNOS, LLORARNOS, BESARNOS Y REPRODUCIRNOS.

SOMOS TUS HIJOS, SOMOS LA LANZA DE LA ESPADA

CON LA CUAL DEBERÍAS LIBRAR BATALLAS

DETEN EL MAGNICIDIO. DETÉN TUS CABELLOS ENSANGRENTADOS

LÁVALOS CON EL LLANTO DE TODOS LOS DESAPARECIDOS.

ENTRE TUS SERPIENTES ALIMÉNTANOS

BAJO TU FALDA, CÚBRENOS

MADRE, CONMUÉVETE ANTE EL DOLOR.

PERDONA QUE NO NOS CONMOVIMOS ANTE EL TUYO.

MADRE TIERRA MADRE PATRIA MADRE AMOROSA

SÉ LA SIMIENTE DE UNA NUEVA MATRIA.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

A Ramón

Verde que te quiero

Verde, Velarde.

Ver Arde.

¿Verdad, Velarde?

La Vela que Arde en Velarde.

Vela que no Arda

Nuestra Suave Patria

Velarde.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Lodo

Los días se van formando

uno tras otro

y uno quisiera degollarlos

arrancarles el vientre

tasajearles la espalda

vienen días como oración de muerto

encimándose, arracimándose uno tras otro

como multitudes arrojándose al metro de México.

Y uno les viste con banderillas de colores

con huipiles y la danza de la vida.

Ellos se empeñan en empañarnos los ojos

como procesiones tras el muerto.

Y uno agarra el día

lo levanta, le pone traje y sombrero

el traje aferrado en desmoronarse

el sombrero en caerse.

Uno agarra esos días

los vuelve montículo de tierra

sin cruz alguna

se arroja sobre ella

hasta convertirla en lodo.

Luego uno se viste de loco

de tiempo.

Y vuelve a la tierra.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Vals necio

Sonrío a la cuna que nunca me acunó

nunca los brazos tuvieron manos, nunca

el beso fue más hondo que una coladera

nunca tuve boca ni fui mar, nunca canté

con voz engolada ni fui rey, nunca

me volví princesa entre tinieblas ni fui ruindad

nunca me conté con los dedos de las manos del pie

ni califiqué los versos más grandes

tampoco los pequeños, nunca descifré ni sabré

quién sí fue poeta o sólo nombre

no bordé testamentos estatuarios

poéticas del destino

sé llorar pecho batiente

como carcajada en cuerpo soy

no he sabido alabar a nadie ni postrarme ante nada

cubierta de palas, nada

supe morir cuando una mano lo dictó

pero nunca tuve manos ni alas

silencio ni plata para engarzar mi nombre

no tuve nombre sino un simple apelativo para designarme

nunca he dicho ya me voy a morir

tampoco que simplemente vivo

porque una hoja es un papel

y a mí me volvieron papel cuando nací,

mi nombre se esclaviza al día y la noche,

si muero he de morir como papel impostergable

si me muero he de morir como hoja, como piel

regenerándose continuamente

así que si muero, he de ser árbol interminable.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Haikús

Roja flor que abres

tus pétalos al viento

guarda mi rostro.

*

Crujen ropajes

entre desnudas piernas

miran al alba.

*

Roce de telas

los muslos blanquísimos

el jazmín se abre.

—–~~~~—–~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~—–~~~~—-~~~~

Sólo para ser justos

Para hacerle justicia al árbol

sólo para ser justos,

cada hoja donde se escribe

un poema

debería tener unas cuantas ramas

por donde se filtre la luz

alguna ardilla subiendo

por el tronco de la tinta

y uno que otro pájaro

cantando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s